El Potrero

centro de doma

La doma que se realiza en El Potrero

está basada en la psicología del animal, el estudio de comportamiento y entendimiento del mismo.

Nos dedicamos al caballo en su educación, entrenamiento y orientación en lo que va a ser su vida deportiva de Polo.

La enseñaza se centra en la equitación y los trabajos de campo junto a la hacienda, donde se forma el carácter al animal y se prueban sus movimientos, adquiriendo experiencias naturales, relajadas y lo más simples posible para continuar con los entrenamientos en pista.

Ubicados en la zona sur de la Provincia de Bs. As., próximo a la localidad de Mayor Brutavich, { 90 Km. al sur de la ciudad de Bahía Blanca}

Contamos con TRES recursos beneficiosos para la estadía de caballos como lo son, SUELO, AGUA y CLIMA.

Los Suelos son muy blandos / franco arenosos / drenables, provistos de Fósforo y Calcio, que sumado al riego  gravitacional, logran pasturas perennes de Alfalfa y Gramineas con altas producciones de materia seca por hectárea/año, { alta calidad nutritiva }

El Agua de riego aportada por el rio Colorado, es rica en minerales, como magnesio y calcio. Los mismos se encuentran presentes en las napas freáticas y por ende en el agua de las bebidas.


El Clima semiárido, con un régimen de lluvias de solo 550mm al año, vientos moderados y una buena amplitud térmica donde las noches de verano son mas frescas… nos brinadan un marco adecuado para obtener buena sanidad en general y respiratoria en particular.


Contamos con una capacidad de doma de 80 caballos por año, más de 490 caballos entregados en nuestra historia como centro de doma con un equipo de profesionales que hace de la doma de Polo un estilo de vida.


Honestidad, Responsabilidad, Solidaridad, Conocimiento, Capacidad de esfuerzo con alegría, este es el camino…


MR/NG

Un caballo siempre dice la verdad,

esa es la razón por la cual es importante entrenarse antes de poder entrenar a un animal de una manera sincera.

La Doma a campo, es nuestro estilo de vida.

Hemos investigado la comprensión y la devoción de los caballos; con el fin de lograr entender que uno tiene que dejar su ego, la ansiedad y la agresividad atrás y ganar la sensibilidad, la comprensión y la tolerancia del animal.

El caballo es un espejo que refleja nuestro propio ser, nuestro estado de ánimo y resalta nuestros defectos. Un domador necesita una gran capacidad de observación y nunca juzgar mal la reacción de un caballo.

En nuestra doma, establecemos un sistema de comunicación que utiliza el lenguaje corporal para transformar la información en órdenes claras de una manera tranquila y sencilla.

Cuando comenzamos la formación de un potro, la primera cosa que hacemos es observar y nunca juzgar. Un caballo siempre dice la verdad; esa es la razón por la cual es importante entrenarse antes de poder entrenar a un animal de una manera sincera.

Ignacio Recio

Envianos tu consulta y te responderemos a la brevedad.

© 2020 Centro de Doma "El Potrero" - Pcia. Buenos Aires - Argentina.